Teléfonos

Redes

Armonía en Movimientopor Selene Fortanel PoloDomingo, 1 de febrero de 2015

Hoy me desperté con la interrogante de saber ¿qué es lo que nos mueve a seguir?, ¿qué energía hace que no podamos detenernos de las circunstancias que nos estresan?, ¿qué fuerza nos impulsa a mantener nuestra rutina diaria?, ¿cómo podemos pasar por alto nuestras más apremiantes necesidades? y ¿qué nos moviliza a encontrarnos urgentemente con nosotros mismos?, las respuestas llegaron con el canto de las aves y al medio día encontré esta explicación física:

"En la naturaleza hay muchos movimientos que se repiten a intervalos iguales de tiempo, estos son llamados movimientos periódicos. Una partícula sometida a este tipo de movimiento tiene un CENTRO, alrededor del cual oscilará y el cual es completamente elástico. En la Física a este tipo de movimiento se le llama MOVIMIENTO ARMÓNICO SIMPLE (MAS)".

Para entenderlo mejor imagínate el movimiento de los péndulos, es decir, un movimiento periódico de vaivén, en el que un cuerpo oscila a un lado y a otro de su posición de equilibrio en una dirección determinada y en intervalos iguales de tiempo, siempre pasando por su mismo centro.

Cada uno de nosotros somos como un péndulo y respondemos a las leyes físicas ya que poseemos materia y energía. Así que con frecuencia me percato de que cada una de las fuerzas o demandas del exterior me alejan constantemente de mi centro, ya sea hacia un lado del péndulo o hacia el otro, apenas y suelo tocar mi centro para salir tempestivamente de él y así continuar en un estado casi de adormecimiento consciente.

Yo puedo estar en perfecto estado de tranquilidad y salir abruptamente de el ante una inesperada llamada telefónica, un contratiempo familiar, al presentarse un conflicto laboral, en el tráfico de esta ciudad que parece no compadecerse de nadie, escuchando los noticiarios de cada día o incluso en la fantasiosa preocupación del mañana. Pero también puedo brincar de la alegría a la tristeza, del amor al miedo, del optimismo al desamparo o de la confianza a la inseguridad, en solo unos instantes.

Con frecuencia al tratar de detener este MAS (Movimiento armónico simple), me someto a un estado de pasividad e indiferencia personal y grupal. Me lleno de cansancio y apatía o sencillamente me conformo en la frustración, la queja, la crítica o la autocompasión.

"La única forma de estar sin movimiento es estando libre de fuerzas exteriores y ello representa la inmovilidad total: le llamo Reposo Interior Vegetativo (RIV)"

  • ¿Puede alguien vivir en la nula demanda de las presiones del exterior?
  • ¿Podemos construir relaciones de vida que carezcan de imprevistos, de sorpresas o de desatinos?
  • ¿Nos engañaron los gurús al afirmar que se puede estar en paz absoluta de tiempo completo?
  • ¿Te has percatado del enorme esfuerzo que representa tratar de estar concentrado solo en una actividad?
  • ¿Puede el cambio brindarnos equilibrio y estabilidad?

"Cada uno de nosotros posee un poder innato para tomar el control de nuestras propias vidas y con ello crear un mundo de magia interior"

Así, que si la física no se equivoca, no se trata de tener una vida pasiva solo para evitar las turbulencias, tampoco se trata de meternos continuamente a una oleada de actividades que nos dejen exhaustos al final del día. La meta es lograr despertar nuestro MAS (Movimiento Armónico Simple) y usar la fuerza que nos aleja del Yo como un impulso para regresar a nuestro centro interior.

"Todos poseemos un centro y su nombre a pesar de ser corto, guarda una enorme grandeza, se llama: YO"

La presencia de factores externos en tu vida: tu familia, tus amigos, tu relación de pareja actual o pasada, tu trabajo, tus compromisos, la situación económica, la inseguridad, las críticas que recibes, lo que se espera de ti, tu estado de salud, tus sueños no alcanzados, la extenuante competencia en que vivimos, o lo que en este momento de tu vida te preocupa: puede ser el IMPULSO que te regrese cada día a tu centro, a tu YO. Y así lo que parecía desviarte de tu propio equilibrio se convierta en el motivante cargado de energía y fuerza que vaya en dirección contraria: justo hacia ti.

El centro del péndulo del YO es ese tiempo espacio que nos mantiene en calma, en gozo o incluso en la paciente espera del siguiente instante. Basta con que recuerdes algunos de los momentos más plenos de tu vida para que confirmes que te encontrabas contigo, en tu núcleo, en el centro, es decir libre de toda desconexión y en la presencia infinita de tu YO.

"En presencia del YO se pueden sanar las heridas, trascender el pasado, disfrutar el presente, alcanzar las metas, mejorar nuestras relaciones, subir nuestras defensas, ganar más dinero, recibir y otorgar el perdón, atender nuestros cuerpos, mentes y espíritus, y encontrarle sentido al mañana"

Algunas personas conectan con este estado de forma fluida y natural, a algunas otras nos cuesta un gran esfuerzo darnos a la tarea de lograrlo. Como sea, se trata de mirar hacia un lugar interior, de vivir una experiencia personal única y de la construcción consciente que nos nutra para acompañarnos incondicionalmente hacia la realización verdadera.

Los niños a menudo nos dan grandes lecciones de cómo vivir conectados con su centro y ellos a pesar de un día complejo, de un fuerte regaño, de la enfermedad, o de estar sometidos a la represión y la carencia, logran entrar a su Yo constantemente y vivir el presente a plenitud ante el menor estimulo.

Trata de empatar contigo, date un momento para que tu péndulo de vida toque el centro y considera mi propuesta de OPCIONES para llegar al MAS (Movimiento Armónico Simple):

  1. Existen pensamientos tan elevados que nos hacen regresar a nuestro centro, ¿Qué pensamiento te regresa a tu centro?, escríbelo para que lo tengas presente cuando se requiera.
  2. Algunas actividades nos hacen conectar con lo mejor de nosotros, ¿Qué es lo que más amas hacer?, enlístalas y considera que quizá tu fuente inagotable de salud, creatividad y riqueza, se encuentre ligada a una o varias de esas actividades.
  3. Todos poseemos talentos innatos que nos hacen notar ante los demás y la mayoría de estos se dan dentro del Yo, ¿Qué te han dicho que haces muy bien?, ¿tú qué opinas de eso? y ¿estás capitalizando ese talento?
  4. Hay personas con las que fluimos de forma extraordinaria, que nos motivan, nos impulsan y nos aman como somos. Ellos son nuestra fuerza para regresar al núcleo del ser, ¿Con qué persona(s) el tiempo pierde su influjo y te vuelves el momento?, esfuérzate por hablar, escribir o convivir más seguido con ellas.
  5. Tú y yo tenemos dentro una huella que nos hace ser únicos, que nos sitúa en la singularidad y nos recuerda que no fuimos hechos en serie, ¿Qué de ti te hace creer que eres una persona única?, no dudes en aceptarlo como tu verdad absoluta y repítelo para ti en voz alta cada día.
  6. Hay lugares que parecieran estar diseñados para nosotros mismos, espacios físicos que nos recrean y despiertan nuestros más bellos momentos, ¿Qué lugar físico te hace recordar tus más bellas memorias de vida?, ¿cuándo fue la última vez que estuviste ahí?. Tómale una foto, has un dibujo o simplemente guárdalo dentro de ti para entrar y salir cuando lo requieras.
  7. Existen pasatiempos o momentos creativos de ocio que nos llenan de energía interior y nos desconectan del exterior, ¿Qué pasatiempo te rejuvenece?, refuérzalo, practícalo y enséñaselo a alguien cercano.
  8. La música es un gran aliado para entrar a nuestro Yo, ¿Qué canción te hace contactar con tu fuerza de vida?, escúchala, cántala o báilala conectando con tu cuerpo.
  9. Hay libros y películas que capturan nuestra atención y nuestra intención de vivir en la grandeza de nuestro ser, ¿Qué película y/o libro despierta en ti la magia de existir, el optimismo por el mañana o el sentido de la superación?. Mantenlo cerca de ti, para aquellas ocasiones que lo requieran, escribe cual es la enseñanza que encuentras en ellos y qué descubrimientos personales has podido acrecentar.
  10. Los cursos, talleres, terapias, coaching y programas de crecimiento son un espacio excepcional para que la mente se sincronice con el corazón. ¿Te gustaría participar en alguno en particular?, ¿cómo puedes lograrlo?.
  11. Los sueños están construidos con la sustancia activa del Yo, ¿Hacia dónde te llevan los nuevos vientos?, ¿tu próximo sueño está alineado a esa ruta? y si la idea de llegar ahí te brinda una sensación agradable, síguela con todas tus fuerzas.

Encuentra en tus respuestas la forma de proyectar tu energía para regresar diariamente a tu centro. Compártelo con alguien especial e ilumínanos con tus descubrimientos a todos los que te amamos y que tanto requerimos, como tú, regresar cada día a nuestro YO.

"En el fondo todos anhelamos llegar cada día a nuestro núcleo, ese es nuestro verdadero hogar"

Somos tantos en el mundo que da la impresión de estar separados por grandes diferencias: la educación, la religión, la cultura, la profesión, la clase social y el currículum, pero en realidad lo único que nos separa a ti y a mí es la falta de contacto con nuestro propio YO.

"Solo en la presencia del YO se logra el encuentro amoroso con el Tú y con el nosotros"

Regresemos a nuestro centro cada día, después de las actividades diarias, cuando se apagan las presiones de trabajo, cuando la jornada familiar terminó, al final de atender las necesidades que apremian, cuando el ánimo está encendido, cuando el cansancio nos deja en la lona, en la presencia de los logros del día, cuando se opacan los aplausos y las ovaciones, al dejar de resistirnos a los reclamos y peleas de fuera, y cuando la voz interior nos diga que es tiempo de volver a casa: dentro del YO.

"Si es que el mundo está lleno de injusticias, quizá la peor de ellas sea no hacer nada por nosotros mismos. Estar cada día en contacto con nuestro YO es la mejor forma de enaltecernos"

DIARIAMENTE como lo quieras hacer, como lo sientas llegar, como lo pienses lograr: Viaja desde el péndulo oscilante de tu vida cotidiana hasta el núcleo que te conecta con lo más sublime: contigo. Para que contemples, tal como lo enseñamos en todos nuestros programas, diplomados, talleres, coaching y terapias, que el poder absoluto está en vivir respetando las leyes físicas de afuera y en saber cómo regresar hacia adentro, hacia tu centro.

Recuerda, que nos esperan grandes experiencias porque somos la semilla de una nueva raza que está transformando las mentes y los corazones de nosotros, de nuestras familias y de nuestros entornos, y no olvides que te acompañan los grandes maestros de tu vida, tu Dios y yo.

Con infinito amor

Raúl Buendía...Gracias por tu amistad, tu maestría y tu luz.